martes, 15 de abril de 2008

El Oro de Ofir

En el año 1037 antes de nuestra era común ocurrió un gran acontecimiento en la tierra de Israel, pues Salomón, hijo de David, fué coronado Rey de Israel, a quien Jehová Dios le dió una sabiduría sobrenatural como jamás hombre alguno ha tenido ni tendrá después de Jesucristo, en todos los tiempos pasados y venideros.

El haber dado esta gran sabiduría a este Rey de Israel fué con un motivo concreto; por una parte premiar a este gran Rey por haber construido un Templo en Jerusalén para la adoración verdadera, y por otra parte, dotar a este gran Rey de una inteligencia sobrenatural para engrandecer el territorio de Israel hasta los más últimos confines, y ejercer una gobernación teocrática desde el trono del Rey de Israel, que era la representación de la gobernación de Dios sobre la Tierra.

Entre los muchos dones que obtuvo este gran Rey, al que también se le llamó, con otros nombres como Agur y Lemuel, podía memorizar 3000 proverbios, y se le dió un conocimiento extraordinario para tratar otros temas relativos con las plantas, la arquitectura, la ingeniería, el arte, y muchas otras materias en torno a artes de construcción y navegación, tanto marítima como aereodinámicas.

Tuvo las facultades sexuales tambien sobrenaturales, con una potencia extraordinaria muy fuera de lo comun entre la humaanidad, ya que podia agradar y tener relaciones sexuales con 700 mujeres, princesas, y 300 concubinas. (1a Reyes cap. 11 vers 3).

Salomón construyó unas naves que podían traspasar océanos y continentes para llegar a Tarsis "España" (2a Cronicas cap 9 vers.21) en donde a Salomón se le comisionó la edificación de una estructura sobrenatural en Toledo, el centro de España, la tan famosa Torre de Hércules, aunque originalmente se le llamó" La Torre de Salomón".

Se trataba de una torre gigantesca, cilíndrica, de piedras perfectamente unidas, sostenida por 4 leones metálicos que señalaban los cuatro puntos cardinales. Y Salomón construyó también la Cueva de Hercules, originalmente conocida como "La Cueva de Salomón", una obra subterránea gigantesca de 2 kilómetros de longitud, con diferentes entradas y salidas, en cuyo interior construyó también 2 estatuas gigantescas metálicas-mecánicas para protección de esa cueva, y la "Mesa de Salomón".

La Mesa de Salomón es un ordenador sobrenatural de funciones electrónicas aún no concebidas por la ingeniería actual, que podía realizar figuras geométricas de ingeniería de construcción, y traspasar, con las funciones tecnológicas del ordenador o Mesa de Salomón, al terreno, reproduciendo la idea geométrica concebida del ordenador al plano real, en su estructura compacta y uniforme, pasando de la alineación geométrica a energía y esta a su vez a la materia.

Una formula ideada "en la teoria" moderna de la relatividad en el siglo pasado por otro judio, Albert Eistein. E= MC 2.

Las naves de Salomón viajaban a España cada 3 años, desde Ezion-Gueber en el Golfo de Acaba, para recoger toneladas de barras de oro que Salomón tenía almacenadas en una gruta, dentro de un lugar específico en el territorio español, y con ello enriquecer todo el territorio de Israel (1a Reyes cap 9 vers 26).

Naturalmente resultaría una imposibilidad pensar que las naves que Salomón utilizaba para realizar estas tareas específicas, pudieran ser naves marítimas de vela; una verdadera imposibilidad, ya que de ser así, esas naves, que deberían de salir del puerto de Ezion-Gueber desde el golfo de Acaba, para llegar a Tarsis, osea España, tendrían que bordear completamente todo el continente gigantesco de Africa.

Hubiera sido necesario entonces empezar la ruta en el Golfo de Acaba, bajar después hasta la punta del extremo sur del continente africano, volver a subir de nuevo, pasando las Islas Canarias, y viajar seguidamente por todo el Mediterráneo hasta llegar a Cartagena; y allí desembarcar y tomar una ruta con bestias de carga hasta llegar a las Minas donde Salomón tenía almacenadas toneladas de lingotes de oro, un oro especial, perfectamente puro, sin escorias ni mezclas de otros minerales o impurezas, denominado el Oro de Ofir, confeccionado también gracias a la sabiduría sobrenatural que Dios concedió a Salomón, en un lugar especial de grutas, en España.

El día en que se haga pública la Cueva de Hércules, seguidamente se hará pública también, un tiempo después, las famosas Grutas en donde permanecen almacenadas toneladas de Oro de Ofir, en lingotes, restos del oro que el Rey Salomón fabricó mientras se ocupaba de construir la imponente obra de la Torre y Cueva de Salomón, en Toledo.

"Porque nada hay escondido salvo con el propósito de que sea expuesto; nada ha llegado a estar cuidadosamente ocultado, sino con el propósito de que venga a ser descubierto."
(Evangelio de Marcos capítulo 4 versículo 22).

Alberto Canosa

EL MISTERIO DE OFIR

Algunos historiadores antiguos como Josefo especularon con que Ofir podía estar tal vez en La India, en la desembocadura del Indo. Otros apuntaron a la Arabia Meridional, el Golfo Pérsico, la Arabia Oriental; y otros dedujeron que podría encontrarse en Africa, quizás en la zona de Somalia.

Incluso recientemente se ha sugerido Suráfrica. Es decir, que podía haber estado en cualquier sitio. Ciertamente nadie ha sabido dónde se hallaba exactamente Ofir.La respuesta puede estar como siempre, en La Biblia, en Genesis 10:29 y 30.

vers. 29.- Y Joctan engendró a Ofir, Havila y Jobab.
vers. 30.- Y la tierra en que habitaron fue desde Mesa en dirección de Sefar, hasta la región montañosa del Oriente.

Al igual que con Ofir, se desconocen la ubicaciones exactas de las tierras de Joctan, Mesa y Sefar.

Los diccionarios, tras reconocer su ignorancia, concluyen que "probablemente" estarían en Arabia, pero tan solo como una posibilidad, seguramente por la cercanía geográfica. Sin embargo, el nombre de "Sefar" es idéntico o muy similar al nombre "Sefarad", el nombre hebreo con que se identificaba a España. ¡Qué casualidad!..

Además observemos otro detalle; volvamos a fijarnos en el versículo 30: Dice que la tierra que habitaron Ofir y sus hermanos fué desde Mesa y Sefar hasta Oriente, lo cual quiere decir que Mesa y Sefar necesariamente tenían que estar en Occidente, y en Occidente nadie puede negar que está España.

Teniendo en cuenta que nadie ha sabido nunca dónde estaban estas tierras, que se encontraban al Occidente y no al Oriente, y que Sefarad, derivado o sinónimo de Sefar, era el nombre hebreo de España, está claro que no podemos descartar que esta tierra estuviera en España, sino todo lo contrario, considerarlo como una seria posibilidad.

Además tenemos otra fuerte vinculación hebrea en España: Tarsis. Las naves de Salomón que viajaban a por el oro y otros materiales se conocían como "las naves de Tarsis", porque iban a Tarsis, esto es, la antigua civilización de "Tartessos" que se había desarrollado en España.

Otro razonamiento a favor de España es que en aquella época "el mundo era un pañuelo", como quien dice; es decir, el mundo conocido era más pequeño que el de hoy, y todos los lugares estaban más cerca entre sí.

Es inusual o extraño que se hable de lugares como Mesa, Ofir, Tarsis y Sefar, y que nadie posteriormente sepa dónde estaban dichas zonas. Lo cual quiere decir que se trataba de regiones muy lejanas y no vecinas de Israel, regiones no conocidas comúnmente, porque si hubieran estado cerca, todo el mundo las habría ubicado perfectamente.

Por último, otra huella judía más en España: El Rey hebreo Salomón construyó La Torre de Salomón y la Cueva de Salomón en el año 1037 a.C, en Toledo. Desde esa época, siempre permaneció una colonia judía en Toledo hasta la actualidad.

Y aún en el caso en que esos lugares misteriosos citados no se correspondieran geográficamente con España, ello no descartaría que Salomón tuviera enclaves, minas, grutas, etc... en España, pues Salomón disponía de enclaves especiales y "Almacenes", repartidos por toda la Tierra, a los que viajaba en poco tiempo, utilizando medios tecnológicos desarrollados a partir de su sabiduría sobrenatural.

¿Por qué Toledo y por qué España?

La maldición de Dios sobre el pueblo judío les llevó a vagar por el mundo y vivir lejos de su patria, en la famosa "Diáspora Judía". En 1947 el pueblo judío empezó a recuperar su patria de Israel, una de las señales que anunciarían la llegada de los postreros días del Fín del Mundo.

Lejos de Israel, la nueva capital judía en el mundo fué durante siglos Toledo, la ciudad que recibió el nombre de "La Nueva Jerusalem". El Rey Salomón conocía lo que iba a ocurrir con Israel y llevó a cabo importantes misiones en la que sería la nueva capital judía mundial: Toledo.

Así, Salomón dejó un legado espectacular en Toledo para la posteridad, relacionado con el acontecimiento del Fín del Mundo. Un chasco grande se lo llevará Hollywood, cuando descubra que las Minas del Rey Salomón no se encontraban en países exóticos y salvajes del sur del globo terráqueo, sino en España. Pero eso sí, los españoles nos llevaremos una gran alegría.

Fran Garcia

(Artículo escrito originalmente el día 24 de Octubre de 2006)

4 comentarios:

jklo dijo...

Nunca se me habia ocurrido pero visto asi es bastante creible que se esté refiriendo a España. Ofir es un lugar tan desconocido y rico en oro como la "inexistente" atlantida: ¡Al final va a resultar que la Atlántida formó parte o estuvo en las tierras de Ofir!.

Anónimo dijo...

Por ese deseo de buscar, para encontrar la verdad sobre tantas crcunstancias que nos rodean, recién hace unos días buscando acerca de posible ubicación de las diez tribus pérdidas de Israel, fui dirigido a la biblioteca de Colombia, lugar dónde me encontre con dos volúmenes datados en el año 1680 y hablan acerca del origen de los indios en estos lares de américa, y parece creíble la exposición que se hace sobre el Oro usado por el rey salomón, mismo que fue trasladado desde Méjico y Perú.

Anónimo dijo...

Movido por ese deseo de saber sobre el destino de las diez tribus pérdidas de Israel,fui dirigido hasta la Biblioteca de Colombia, lugar donde encontré dos volúmenes sobre El Origen de los Indios en AMÉRICA, situación que me condujo a referencias que exponen historiadores sobre la extracción de este Oro hecha en minas de Méjico y del Perú y trasladado posteriormente hasta Jerusalén para ser usado en el Templo construido por el Rey Salomón.

YINA JAIMES dijo...

ojala puedan descubri lo mas rapido, donde esta exactamente. quisiera saberlo o algun dia comprar algo para ver el oro de OFIR... ASI ES MI NOMBRE YINA OFIR...

Publicar un comentario en la entrada

Libro de La Cueva de Hércules y La Mesa de Salomón